Uy Casi! Una herramienta que nos instruye y que previene accidentes!

image_pdfimage_print

Hace unas semanas, el trabajador de una empresa contratista estaba golpeando un perno de anclaje con un martillo y no llevaba puestos sus lentes de seguridad. Esto hubiera podido ocasionar que una esquirla se incrustara en alguno de sus ojos. Al observarlo, Richard Rosas intervino de inmediato: detuvo la actividad y conversó con el supervisor a cargo para hacerle ver los riesgos que corrían y su responsabilidad para un trabajo seguro. El supervisor replicó la conversación y el trabajador se colocó los lentes para continuar el trabajo.

Este comportamiento, reportado dentro de los “Uy Casi” de Carhuaquero, es un ejemplo de lo que esperamos de cada uno de nuestros compañeros: Estar alertas de los riesgos de su entorno, observar y acercarse al compañero para decirle que existe un riesgo, corrija su actuar y continúe su trabajo de manera segura.

Eso fue lo que hizo también Rolando Benitez, en Cañón del Pato, quien ante la falla de un disco durante una prueba del esmeril–que se realiza justamente para encontrar fallas de ese tipo-, decidió no quedarse en el solo reportar la falla. Dio un paso más y coordinó con el proveedor para que realice una capacitación y atienda una posible deficiencia de su producto. Asimismo, difundió el evento entre sus colaboradores para sensibilizar sobre la importancia de las pruebas.

Igual de trascendente es la actitud proactiva de Gregorio Chacón, en Operaciones Gas, quien identificó la falla del indicador de nivel de gas de una cisterna y suspendió de inmediato la actividad de carga y trasvase de gas. Asimismo, el liderazgo de Manuel Llancari, en una de nuestras plantas térmicas, para aplicar el Dimelo con un compañero y lograr que use correctamente las escaleras internas al subir por un andamio, reforzando esta recomendación entre todos los trabajadores involucrados en el trabajo.

Estos son excelentes ejemplos de aplicación de nuestros Estándares de Comportamiento Seguro en el trabajo y los reconocemos como los mejores reportes Uy Casi del primer semestre del 2014, sin embargo, todos los reportes Uy Casi tiene el mismo valor: cada uno es un accidente prevenido y un compañero que regresó a su caso sano, como debe ser siempre en Duke.

Recuerda que en estos reportes no se coloca ningún nombre propio de los trabajadores, solo se registran datos básicos y, sobre todo, la acción corregida, interactuada o por mejorar; una forma más de garantizar que su fin es netamente preventivo.

Los invito a seguir usando esta herramienta de alerta e información porque, como se los he comentado en numerosas oportunidades, terminar una actividad sin accidentes no basta. Es necesario que verifiquemos que estamos aplicando todos los controles de riesgo que aseguren que un resultado positivo no se debe solo a un factor de suerte.

Print Friendly, PDF & Email
Imprimir esta publicación Imprimir esta publicación

15 años de Duke Energy Perú, Mensaje de Raúl Espinoza

Artículo Siguiente »

Juntos construimos un Great Place To Work