Los jóvenes talentos de Orazul

image_pdfimage_print

Cada 23 de setiembre, se celebra el inicio de la primavera y, además en el Perú, el Día de la Juventud. Esta celebración que representa simbólicamente la renovación de la naturaleza, se compara con la juventud, por ser la etapa del desarrollo humano que representa la primavera de la vida, donde los jóvenes despiertan llenos de energía, proyectos y optimismo.

A propósito de esta fecha, queremos presentar a algunos de los talentos más jóvenes que tenemos en la familia Orazul:

  • Sara (Sarita) Sartori, Técnico de Soporte TI en Lima, conoció Orazul mientras trabajaba en otra compañía que nos brindaba servicios y ahora forma parte de esta familia, desde hace poco más de 2 años. “En mi primer día, mis compañeros me recibieron con todo el cariño del mundo y ese mismo sentimiento se vive cada día. Lo que más me motiva es que puedo trabajar en equipo, en un ambiente colaborativo, donde puedo aportar ideas y soluciones creativas; además, aprendo algo nuevo cada día y siento que contribuyo con los objetivos”.
  • Heder Sócola, Ingeniero Junior O&M en nuestras operaciones de Pucallpa, inició como practicante y desde el 2017 se incorporó como trabajador. “Mi primer día fue emocionante, era mi primer viaje a la selva y el inicio de mi carrera profesional. Durante el traslado a Planta de Gas estaba nervioso, nunca había trabajado en un campamento alejado; sin embargo, al llegar fui recibido con mucho entusiasmo por mis jefes, quienes me presentaron al equipo y fui acogido rápidamente. Actualmente, lo que más me motiva de Orazul es tener oportunidades de crecimiento profesional y personal, con capacitación constante e incentivos a la innovación para alcanzar nuestras metas”.
  • Jhoselyn Galarreta es Asistente Administrativo en Lima desde hace 1 año aproximadamente. Ella inició como recepcionista en la oficina, trabajando en una empresa de tercerización, y luego se presentó la oportunidad de pertenecer a Orazul, apoyando a las áreas de TI, PEP, SyMA y Responsabilidad Social. “En mi primer día me sentí bastante emocionada por los nuevos retos que se venían y un poco nerviosa por trabajar y conocer a mis nuevos jefes y compañeros. Ahora, lo que más me motiva es el clima laboral, el aprendizaje constante y los beneficios”.
  • Tommy Tello, Ingeniero Junior O&M, quien tiene 10 meses en nuestra familia (4 meses como practicante y 6 como trabajador) nos cuenta “En mi primer día recorrí todas las instalaciones de Cañón del Pato, me quedé impresionado por su infraestructura y sobre todo por el enorme esfuerzo que debió ser construirlo en los años 50, definitivamente Santiago Antúnez de Mayolo (quien diseñó la planta) fue un visionario; me sentía afortunado por empezar a trabajar acá. Me motiva que la empresa se preocupe por mejorar en todo; incluso esa actitud se ve reflejada en cada colaborador. Siempre hay algo nuevo que aprender, de los procesos y de las personas”.
  • William Prudencio, Ingeniero Junior O&M en Carhuaquero tiene 6 meses en la empresa. Él llegó aquí a través de la bolsa de trabajo de su universidad, nos cuenta que apenas vio la convocatoria no dudó en postular.
    “Desde mi primer día me sentí muy cómodo, al llegar a planta conocí a personas con gran capacidad para realizar cosas extraordinarias. Ellos le explicaron el proyecto Symphony, entre otros, fue emocionante conocer, desde el primer día, todos los nuevos retos que se venían. Me motiva que la empresa está trabajando en la automatización e integración de todas sus plantas con miras hacia el futuro y que yo pueda ser parte de ese gran reto”.
  • Roel Panta, tiene poco más de un mes como Técnico Especialista en Mantenimiento en Carhuaquero. “En mi primer día aquí sentí una emoción muy grande por haber logrado ingresar a la empresa y ser parte de este equipo que cumple un rol muy importante en el sistema eléctrico. Estar aquí me motiva mucho, sobre todo porque tengo la oportunidad de crecer como profesional”.
  • Yosif Álvarez, Técnico O&M Control en la Central Térmica Aguaytía comenta “Luego de terminar la universidad quise trabajar en una empresa reconocida del sector generación y postulé a la convocatoria de prácticas profesionales para la CTA, después de cumplir mi periodo de practicante tuve la oportunidad y el reto de poder continuar laborando en la central. Ya llevo 2 años y medio (contando el periodo de prácticas), me siento feliz y entusiasta de formar parte de Orazul, ya que representa un desafío para mejorar y continuar aprendiendo. Me motiva estar en una compañía que sigue creciendo y por ello habrán más desafíos y metas por cumplir, además hay una buena cultura de seguridad y desarrollo profesional – personal”.

Print Friendly, PDF & Email
Imprimir esta publicación Imprimir esta publicación

Vero, Sandra y Eduardo eligieron “Vivir Mejor”

Artículo Siguiente »

Ganamos el Premio ABE con ¡Uy, Casi!