Laub & Quijandría presenta un análisis del Subsector Hidrocarburos

image_pdfimage_print

En el marco del evento “V Congreso del Día de la Energía”, la empresa Laub & Quijandría elaboró una publicación sobre el panorama del subsector hidrocarburos. A continuación te presentamos un resumen de dicho contenido:

Sin duda la producción de crudo nacional durante los dos últimos años se ha visto afectada por el bajo precio del petróleo que viene disminuyendo de manera sostenida desde junio de 2014, esto debido principalmente al exceso de oferta mundial de petróleo y el incremento de producción del Tight Oil por parte de EE.UU.

Esta disminución de la producción es debida también a la falta de inversiones que permitan monetizar las reservas de campos nuevos y movilizar las reservas de crudos pesados, las altas regalías y los extensos plazos para la obtención de los permisos necesarios para realizar la actividad petrolera en el país.

Según la información de Perupetro, desde el 2000 a la fecha se ha registrado una baja de 54 MBPD, esta tendencia se ha visto aún más afectada por la salida de operación del Oleoducto Nor Peruano, el cual no viene produciendo desde marzo de 2016 y se espera que reinicie en el 2017.

En cuanto al mercado del gas natural, al cierre del 2015 las reservas probadas a nivel país fueron de 14.1 TCF, de los cuales el gas de la zona de Camisea representó el 95%. Siendo el Lote 58, el que mayor cantidad de reservas probables (no comprometidas) tiene, cuyo inicio de operación se espera  a partir del 2020.

Según señala este informe, en caso el Estado peruano no opte las medidas necesarias para hacer del Perú un país atractivo en materia hidrocarburífera, nos podríamos quedar sin gas natural para atender la demanda interna, afectando principalmente la generación eléctrica. Además, destacan que uno de los mayores desafíos es adecuar nuestra regulación a las condiciones actuales del mercado petrolero internacional, siendo uno de los temas centrales los altos porcentajes de regalías. Para ello, inciden que la política de este subsector debe estar en manos solo del Ministerio de Energía y Minas y de Perupetro.

En un contexto donde el país depende principalmente de los ductos del proyecto Camisea, uno de los desafíos que enfrenta el nuevo Gobierno es la ejecución del Gaseoducto Sur Peruano, proyecto diseñado para transportar 500 MMPCD de gas natural y que permitirá abastecer a zonas alto andinas y la región sur del país. Se ejecución será un paso importante para desconcentrar la matriz energética y lograr la penetración del mercado de gas natural en el territorio nacional.

Para leer la publicación anterior sobre el análisis del subsector electricidad, haz clic aquí.

Print Friendly, PDF & Email
Imprimir esta publicación Imprimir esta publicación

Duke Energy considerada como la 2da. empresa del sector energía con mejor reputación en el Perú

Artículo Siguiente »

Revista Energiminas destaca los grandes beneficios de Duke Energy