Laub & Quijandría presenta un análisis del Subsector Eléctrico

image_pdfimage_print

En el marco del evento “V Congreso del Día de la Energía” realizado el 18 de octubre en Lima, la empresa Laub & Quijandría elaboró una publicación sobre el panorama del subsector eléctrico. A continuación te presentamos un resumen de dicho contenido:

Actualmente, nuestro país está afrontando una sobreoferta de energía, generando una disminución de precios por parte de los ofertantes, en base a una situación en donde se refleja un incremento de la potencia instalada en el país en los últimos años.

Esta situación se debió a que el Estado decidió asumir un rol activo en la colocación de oferta aludiendo que los consumos de energía en el país iban a mantenerse en un incremento constante, impulsando procesos de promoción de la inversión así como subastas RER (energías renovables).

Como es de conocimiento, el incremento constante de la demanda dejó de cumplirse en el momento que la coyuntura económica ingresó a una etapa de crisis a la cual el Perú no fue ajeno, provocando la paralización de grandes proyectos los cuales buscaban consumir grandes cantidades de Energía. A esta situación se sumó otro tipo de problemas como el traspaso de usuarios regulados hacia el mercado libre, distorsión en las tarifas eléctricas, entre otros aspectos.

El nuevo Gobierno deberá buscar una salida regulatoria para superar esta coyuntura. Es aquí donde se plantean alternativas, dentro de las cuales destaca la apertura de fronteras del mercado eléctrico de forma que se pueda colocar la capacidad de reserva que tenemos instalada para darle dinamismo a nuestro sistema; siendo el mercado natural de destino Chile.

Esta interconexión regional entre ambos países, muy aparte de generar beneficios económicos, permitiría empezar a trabajar y contribuir con la evolución del mercado energético de América del Sur. Si bien aplicar esta interconexión regional podría ayudar a contrarrestar la sobreoferta, ambos países deben primero transitar por un proceso de convergencia regulatoria, en donde se demuestra el grado de seriedad y compromiso de las autoridades de cada país para sacar adelante dicho proyecto.

Otro factor clave es alinear las políticas regulatorias ya que las transferencias de energía deben ser enmarcadas dentro de un esquema que aplique en condiciones similares para los agentes de cada país, y que al mismo tiempo converge con los esquemas financieros y comerciales bajo los cuales se rige cada uno de estos mercados.

Fuente: Laub & Quijandría, Octubre – 2016

 

Print Friendly, PDF & Email
Imprimir esta publicación Imprimir esta publicación

Duke Energy premiará la artesanía textil de Ucayali

Artículo Siguiente »

Duke Energy considerada como la 2da. empresa del sector energía con mejor reputación en el Perú