En Pucallpa nos preparamos contra la mordedura de serpientes

image_pdfimage_print

El pasado lunes 23 de enero a las 11 a.m. se realizó en nuestra sede de Pucallpa una simulación de evacuación en caso de mordeduras de serpiente. Esta simulación permitió que los trabajadores refuercen sus conocimientos sobre cómo actuar en caso de que se presenten estos incidentes e identificar puntos de mejora en el accionar ante estas situaciones.

Se simuló que mientras se ejecutaba el desbroce del derecho de vía del ducto de gasolina natural, ubicado a 50 metros de la carretera Federico Basadre, una serpiente (Jergón) “mordió” a uno de los trabajadores en el brazo izquierdo.

Este incidente fue inmediatamente comunicado y, paralelamente, se le brindó los primeros auxilios respectivos con autorización de la compañía (limpieza básica del área de la mordedura e inmovilización del brazo). Luego, se procedió a trasladarlo al Hospital Amazónico del distrito de Yarinachocha, centro de salud más cercano, para que se le suministre el suero antiofídico correspondiente, el cual solo puede ser suministrado por un médico.

En diciembre del año pasado se realizó una escenificación similar en la estación Neshuya. En esta ocación se volvió a realizar para una capacitación mayor a los colaboradores en caso tengan que afrontar situaciones similares.

Edwin Cueva, asistente de Seguridad y Medio Ambiente, nos cuenta que  van a seguir realizando estas simulaciones, porque Pucallpa es una zona en la que abundan animales peligrosos y es necesario estar preparados.

Edwin rescata que “la simulación salió muy bien, la experiencia de los empleados permite que el trabajo sea más rápido. Además, es importante resaltar que ellos se encuentran en condiciones físicas óptimas. A comparación de la primera simulación, la notificación de emergencia ha sido mucho más rápida”.

1

Print Friendly, PDF & Email
Imprimir esta publicación Imprimir esta publicación

Con estos tips, tu Android funcionará mejor

Artículo Siguiente »

¡Mira los dukitos que pintaron nuestros compañeros!