“En Electroquil somos una familia”

image_pdfimage_print

Mónica Naranjo pertenece al área de Recursos Humanos de Electroquil desde el  2005, conoce un poco más de su experiencia aquí.

Mónica es Contador Público de profesión y desde los 16 años trabajó como asistente de Gerencia Financiera en una empresa de Ecuador. Años después pasó a formar parte del área de Contabilidad de filial de una compañía cervecera. Posteriormente, formó parte de una empresa  de tercerización de servicios, la cual se encargó de la contratación de todo el personal de Electroquil. Al pasar los años, el Estado hizo una modificación a la Ley de Tercerización de Personal, con lo cual Duke Energy decidió contratar de manera directa a todo el personal que en ese entonces estaba tercerizado, entre ellos a Mónica.

“Pertenecer a Duke es una maravillosa experiencia. Aquí descubrí un nuevo rumbo, me di cuenta que trabajar en Recursos Humanos es lo que siempre quise hacer. Por ello, decidí especializarme en el tema, incluso ahora estoy en el sexto nivel de la carrera de Psicología. Me gusta estar con la gente y compartir con ellos, soy como una amiga que los apoya para tratar de solucionar problemas juntos. Mi trabajo nunca es rutinario y siempre sale algo nuevo. Una de las cosas que más me llenan de satisfacción es ver el crecimiento de las familias de mis compañeros, eso es maravilloso”, nos comenta.

Mónica nos cuenta que uno de los retos más grandes que ha tenido en Electroquil fue organizar la premiación del PMC 2014 que se realizó este año (2015) en Guayaquil, ya que en el área de Recursos Humanos son solo dos personas y necesitó del apoyo de todo el personal administrativo de la Central. “Gracias al apoyo de mis compañeros todo salió muy bien y eso se debe a que en Electroquil somos una familia, siempre nos damos la mano y todo fluye muy bien. Tenemos un ambiente muy bonito y eso me hace muy feliz”.

Al conformar las brigadas de emergencia contra incendios, ella se animó a participar del entrenamiento y a formar parte del equipo de bomberos voluntarios. Durante 4 años, tuvo la emocionante oportunidad de hacer guardias e incluso atender emergencias.

Mónica es casada y tiene un hijo de 23 años que está en noveno ciclo de la carrera de Medicina. Durante sus fines de semana aprovecha para ir a la playa e ir al cine en familia. Además, recientemente adoptaron una mascota, un perrito que los acompaña todo el tiempo.

Finalmente nos cuenta: “Lo que más me gusta de Duke es que es una empresa diferente, los trabajadores tenemos mucha tranquilidad para trabajar. Aquí uno no se estresa y los jefes tienen un gran trato. Aquí se escucha las necesidades de los trabajadores”.

Print Friendly, PDF & Email
Imprimir esta publicación Imprimir esta publicación

Olimpiadas 2015 en Electroquil

Artículo Siguiente »

Electroquil celebra la navidad de los niños