Electroquil cuenta con su primera Supervisora de Operaciones

image_pdfimage_print

Erika Cabrera, con casi 10 años en la compañía, acaba de asumir funciones como Supervisora de Operaciones en la Planta de Electroquil. Ella se convierte la primera mujer en esta posición en Ecuador, y conversamos con ella sobre este nuevo reto en su carrera.

¿Erika, cuéntanos, te sientes orgullosa de ser la primera mujer Supervisora de Operaciones?

He pasado de ser operadora a supervisora y estoy muy contenta. Mi trabajo me gusta mucho y esta es una nueva oportunidad. Se trata de un puesto con mucha responsabilidad. Además, el que yo sea mujer es algo nuevo en la supervisión. Me gustan las operaciones y este es un nuevo reto. El miércoles tomé posición del cargo y todo ha ido muy bien. Tuve una entrevista con el gerente de planta, que me indicó las responsabilidades del cargo y empecé a trabajar.

¿Cómo te animaste a postular a este puesto?

La oportunidad surgió de pronto y hubo una vacante para el puesto de supervisor. Entonces, la empresa convocó a un concurso interno. Nos tomaron exámenes teóricos y prácticos. La competencia fue muy dura, porque había compañeros con más horas de reemplazo y supervisión que yo. Pero me decidí y estudié mucho. ¡Y ya está!

¿Cómo cambiará este ascenso tu vida?

Sobre mis rutinas, la responsabilidad cambia ya que no solo seré responsable de mi trabajo sino del trabajo de mi grupo. Y con respecto a la colaboración de grupo yo sé que encontraré el apoyo necesario para trabajar en conjunto. Creo que fue más impactante para mí el cambio de nuestros turnos, ya que hace un año el Ministerio de Relaciones Laborales obligó a que cambiáramos de horarios. Pasamos de turnos de 12 horas por cuatro días con cuatro de descanso, rotando una semana de día y otra de noche; a turnos de 8 horas diarias. Ahora es más sacrificado, pero ya nos hemos acostumbrado.

¿Qué es lo más retador de tu trabajo?

Bueno. Cuando era operadora era complicada la cuestión de la fuerza física. La realidad es que somos algo menos fuertes que los hombres. Sin embargo, no tuve problema nunca porque si tenía situaciones que implicaban mucha fuerza pedía ayuda a mis compañeros y ellos siempre me apoyaban. A nivel intelectual no es complicado, hombre y mujeres no tenemos diferencias. Y lo que tengo que hacer ahora es aprender más cosas de mi nueva función.

¿Qué te dicen tus compañeros?

Me han felicitado. Están contentos por mí. Me han dado unos cuantos consejos. Yo sé que las cosas irán muy bien.

Primera Supervisora mujer en Electroquil Erika Cabrera 250720141138 imprimir-elect1

Print Friendly, PDF & Email
Imprimir esta publicación Imprimir esta publicación

Taller de Sostenibilidad Perú-Ecuador

Artículo Siguiente »

Visita de Directora de Recursos Humanos de DEI