Claves para la vida: nueva iniciativa de seguridad de DEI

Greg Marino

Claves para la Vida es una importante iniciativa de seguridad que alcanza a todas las empresas de Duke Energy Internacional. Greg Marino, Director de Salud y Seguridad, nos cuenta sobre su implementación.


¿Qué es el “Claves para la Vida”?
“Claves para la Vida” es una nueva iniciativa de seguridad de Duke Energy que ayudará a los miembros del equipo de EHS de DEI, todos los empleados de DEI y contratistas a identificar los riesgos en actividades de alto riesgo y por lo tanto reducir la posibilidad de lesiones graves o fatalidades. Como todos saben, la salud y seguridad de nuestros empleados y contratistas son una prioridad en la cultura de Duke Energy International, y no estamos satisfechos hasta que todos y cada uno de los empleados y contratistas se va a casa con seguridad todos los días. La prevención de fatalidades, que forma parte de la estrategia de seguridad a largo plazo de la empresa, requiere identificar plenamente los riesgos, comprender, comunicar y prevenir los errores que llevan a accidentes fatales. Debemos poner un enfoque eficaz y disciplinado para controlar el riesgo durante las actividades laborales de alto riesgo.

¿Por qué un nuevo programa de seguridad?
En 2013, DEI logró su nivel más bajo de incidentes (TICR) en sus dieciséis años de historia. Sin embargo, reconocemos la necesidad de mejorar continuamente.

¿Cuáles son las claves para la vida?
Hemos identificado las 10 principales actividades de alto riesgo:

• Conducir
• Resbalones, tropezones y caídas
• Seguridad eléctrica
• Caída desde alturas
• Caída de objetos
• Control de Energía (Bloqueo / Etiquetado)
• Espacios Confinados
• Protección y Seguridad en Viajes
• Excavación
• Trabajos sobre Agua y Seguridad Náutica

¿Tenemos que poner en práctica las diez claves en todos los países?
La respuesta simple es sí. Sin embargo, los equipos locales de EHS identificaron y evaluaron si existe el riesgo específico en su país y, de ser así, tendrán que poner en práctica la clave. Por ejemplo, puede que no sea necesario para nuestras operaciones en Ecuador implementar la clave en relación con el Trabajo sobre Agua y Seguridad Náutica, sin embargo, muchos otros países lo harán.

¿Crees que es posible lograr una cultura de cero lesiones?
¡Por supuesto! Podemos lograr una cultura de cero lesiones cuando trabajamos y creemos en nuestros principios de seguridad: la responsabilidad personal, el reconocimiento de riesgos y el cuidado activo. Seguimos pensando primero en seguridad en todas las tareas mediante la realización de exhaustivas sesiones informativas previas al trabajo, el uso de equipo de protección personal adecuado y cumplir con las normas establecidas por EHS en nuestra empresa, y lo más importante, vivir y demostrar nuestros Estándares de Comportamiento de Seguridad todos los días.

Print Friendly

II Reunión con Contratistas en Operaciones Gas

Artículo Siguiente »

Somos la primera energética peruana en reportar con sello GRI G4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 4 = 1