Nuestros compañeros y sus mascotas

Las mascotas influyen positivamente en la vida de los seres humanos en lo psicológico, fisiológico, terapéutico y psicosocial; por esta razón, cuando una persona asume el compromiso de cuidar y proteger la vida de una mascota, lo hace considerando que esa decisión marcará su vida.

En esta nota te presentamos a algunos colaboradores y sus compañeros perrunos.

María del Pilar Bellota (Mapi), Generalista Senior de Recursos Humanos, siempre ha sentido un amor especial hacia los perritos. Chavo llegó a su vida el 21 de octubre de 2015, un día antes de su cumpleaños, y desde entonces le alegra los días con sus travesuras. “Cuando me mudé con Franco (mi esposo) le propuse tener una mascota, él no estaba convencido, pero lo pensó y me dio dos condiciones: que sea adoptado y de raza Boston Terrier. Al poco tiempo un amigo me envió el dato de unos cachorros Boston Terrier en adopción; convencí a Franco de visitarlos y, aunque realmente no estuvieron en adopción, él mismo escogió a Chavo, fue amor a primer lengüetazo. Siempre me dicen qué suertudo es Chavo de tenerlos, pero en realidad nosotros tenemos la suerte de tenerlo en nuestras vidas”, comparte Mapi.

La vida de Virgilio Amenero, Analista de Soporte TI en Cañón del Pato, cambió cuando llegó Gio a su vida hace 6 años. El anterior dueño de Gio ya no podía hacerse cargo de él y Virgilio tomó la decisión de adoptarlo cuando tenía 1 año. “Gio es muy cariñoso y travieso, le gusta jugar, que lo abracen, dar vueltas y correr. Cuando no le hacen caso golpea su plato de comida muchas veces. Gio tiene 7 años y es padre de 5 cachorritos. Por el momento, ya que trabajo en Cañón, mi mamá me ayuda a cuidarlo y darle todas las atenciones que necesita, pero cuando estoy en Chiclayo me dedico a pasar tiempo con él, lo saco a pasear y juego con él”, nos cuenta Virgilio.

Ximena Corbetto, Analista de Planeamiento Jr., comparte su vida con Samuel de casi un año y medio. “En septiembre de 2017 decidí tener un perrito nuevamente, yo vivo con mi papá y me pareció una buena idea tener a un compañero de cuatro patas. Samuelito me recibe cuando llego a casa, sin importar la hora él siempre baja a saludarme ansioso por salir a pasear; a pesar de su gran tamaño y aspecto poco amigable es una mascota súper cariñosa y engreída. Desde que lo tengo mi rutina cambió por completo, me levanto más temprano para pasear y jugar con él, además espero con ansias los fines de semana y feriados para estar con él más tiempo. Una vez leí “los perros no son toda tu vida, pero hacen tu vida completa”, y es cierto, a veces nos complican un poco, pero vale la pena el amor y fidelidad incondicional que nos entregan, no tiene precio”, comenta.

Fernando Gómez, Jefe de Recursos Humanos, siempre tuvo mascotas en su casa familiar, desde perros y hasta ovejas; pero desde que se independizó no tenía ninguna porque no sabía si iba a tener tiempo para dedicarse. “En una ocasión me ofrecí a cuidar a Chavo (mascota de Mapi), fueron tres semanas donde cambié mi rutina y me di cuenta que estaba preparado para tener una mascota. Cuando entregué a Chavo sentía que faltaba algo en casa. Me etiquetaron en unas publicaciones de perritos, fui a verlos y ahí que conocí a Koa, que significa Valiente en hawaiano. Educarla me demandó más esfuerzo, destruyó muchas cosas en mi depa; pero vale la pena el esfuerzo y tiempo por todas las alegrías que me da, ella me acompaña incondicionalmente. Muchos me decían que no tuviera una mascota porque vivo en un departamento y el espacio no sería suficiente, pero la verdad es más importante el cariño, atención y tiempo que puedas dedicarle”, agrega finalmente.




Los jóvenes talentos de Orazul

Cada 23 de setiembre, se celebra el inicio de la primavera y, además en el Perú, el Día de la Juventud. Esta celebración que representa simbólicamente la renovación de la naturaleza, se compara con la juventud, por ser la etapa del desarrollo humano que representa la primavera de la vida, donde los jóvenes despiertan llenos de energía, proyectos y optimismo.

A propósito de esta fecha, queremos presentar a algunos de los talentos más jóvenes que tenemos en la familia Orazul:

  • Sara (Sarita) Sartori, Técnico de Soporte TI en Lima, conoció Orazul mientras trabajaba en otra compañía que nos brindaba servicios y ahora forma parte de esta familia, desde hace poco más de 2 años. “En mi primer día, mis compañeros me recibieron con todo el cariño del mundo y ese mismo sentimiento se vive cada día. Lo que más me motiva es que puedo trabajar en equipo, en un ambiente colaborativo, donde puedo aportar ideas y soluciones creativas; además, aprendo algo nuevo cada día y siento que contribuyo con los objetivos”.
  • Heder Sócola, Ingeniero Junior O&M en nuestras operaciones de Pucallpa, inició como practicante y desde el 2017 se incorporó como trabajador. “Mi primer día fue emocionante, era mi primer viaje a la selva y el inicio de mi carrera profesional. Durante el traslado a Planta de Gas estaba nervioso, nunca había trabajado en un campamento alejado; sin embargo, al llegar fui recibido con mucho entusiasmo por mis jefes, quienes me presentaron al equipo y fui acogido rápidamente. Actualmente, lo que más me motiva de Orazul es tener oportunidades de crecimiento profesional y personal, con capacitación constante e incentivos a la innovación para alcanzar nuestras metas”.
  • Jhoselyn Galarreta es Asistente Administrativo en Lima desde hace 1 año aproximadamente. Ella inició como recepcionista en la oficina, trabajando en una empresa de tercerización, y luego se presentó la oportunidad de pertenecer a Orazul, apoyando a las áreas de TI, PEP, SyMA y Responsabilidad Social. “En mi primer día me sentí bastante emocionada por los nuevos retos que se venían y un poco nerviosa por trabajar y conocer a mis nuevos jefes y compañeros. Ahora, lo que más me motiva es el clima laboral, el aprendizaje constante y los beneficios”.
  • Tommy Tello, Ingeniero Junior O&M, quien tiene 10 meses en nuestra familia (4 meses como practicante y 6 como trabajador) nos cuenta “En mi primer día recorrí todas las instalaciones de Cañón del Pato, me quedé impresionado por su infraestructura y sobre todo por el enorme esfuerzo que debió ser construirlo en los años 50, definitivamente Santiago Antúnez de Mayolo (quien diseñó la planta) fue un visionario; me sentía afortunado por empezar a trabajar acá. Me motiva que la empresa se preocupe por mejorar en todo; incluso esa actitud se ve reflejada en cada colaborador. Siempre hay algo nuevo que aprender, de los procesos y de las personas”.
  • William Prudencio, Ingeniero Junior O&M en Carhuaquero tiene 6 meses en la empresa. Él llegó aquí a través de la bolsa de trabajo de su universidad, nos cuenta que apenas vio la convocatoria no dudó en postular.
    “Desde mi primer día me sentí muy cómodo, al llegar a planta conocí a personas con gran capacidad para realizar cosas extraordinarias. Ellos le explicaron el proyecto Symphony, entre otros, fue emocionante conocer, desde el primer día, todos los nuevos retos que se venían. Me motiva que la empresa está trabajando en la automatización e integración de todas sus plantas con miras hacia el futuro y que yo pueda ser parte de ese gran reto”.
  • Roel Panta, tiene poco más de un mes como Técnico Especialista en Mantenimiento en Carhuaquero. “En mi primer día aquí sentí una emoción muy grande por haber logrado ingresar a la empresa y ser parte de este equipo que cumple un rol muy importante en el sistema eléctrico. Estar aquí me motiva mucho, sobre todo porque tengo la oportunidad de crecer como profesional”.
  • Yosif Álvarez, Técnico O&M Control en la Central Térmica Aguaytía comenta “Luego de terminar la universidad quise trabajar en una empresa reconocida del sector generación y postulé a la convocatoria de prácticas profesionales para la CTA, después de cumplir mi periodo de practicante tuve la oportunidad y el reto de poder continuar laborando en la central. Ya llevo 2 años y medio (contando el periodo de prácticas), me siento feliz y entusiasta de formar parte de Orazul, ya que representa un desafío para mejorar y continuar aprendiendo. Me motiva estar en una compañía que sigue creciendo y por ello habrán más desafíos y metas por cumplir, además hay una buena cultura de seguridad y desarrollo profesional – personal”.




Día del niño: Testimonios de papitos Orazul

El 19 de agosto se celebró el Día del Niño en nuestro país. Parte de la armonía de nuestra empresa radica en comprender la importancia de la familia de nuestros colaboradores. Por ello, en esta nota te compartimos algunos testimonios de papitos Orazul sobre cómo pasaron esta fecha acompañados de sus pequeños.

Eber Maza, Jefe de Producción en la CTA, es papá de Camila de 9 añitos. Ellos suelen celebrar el Día del Niño en familia, “Trato de dedicar por completo ese día a mi princesa y me doy la oportunidad de sentirme niño al compartir sus juegos y risas”. Camila saca lo mejor de Eber y lo involucra en su crecimiento y desarrollo, “Le gusta que le cuente chistes, la llevo y recojo del colegio, le preparo su loncherita, le invito helados de granizado que tanto le gustan y paseamos a nuestras mascotas”.

Por otro lado, Deyvi Noriega, Técnico O&M de Planta de Fraccionamiento, tiene a la pequeña Kiara de 8 años. Ese día, la lleva al cine, trata de consentirla y jugar con ella todo lo que pueda. “El Día del Niño significa mucho para mí, esta etapa es la más hermosa de la vida porque permite estar más conectados entre padres e hijos”. Además, cada sábado comparten tiempo juntos bailando o viendo noticias lo que los acerca mucho más.

Alejandro Céspedes, Técnico O&M de Cañón del Pato, tiene la dicha de celebrar por cuádruple el Día del Niño: sus pequeños Silvana (10), Cybel (8), Valezka (6) y Andrew (2) lo llenan de energía y afecto. Dependiendo de su turno de trabajo, se organiza para pasar este día con ellos. “Me hace sentir excelente, relajado, animado; aunque termino exhausto, la satisfacción es inmensa”.  Alejandro siempre da lo mejor de sí mismo para sus hijos, les enseña a confiar en sus habilidades, ser solidarios con los demás y vivir felices por encima de todas las cosas.

Leonardo Celis, Analista de Soporte de Carhuaquero, es papá de Flavia de 1 añito. Aunque el Día del Niño es especial, Leo trata de compartir todos los momentos posibles con su pequeña. “A veces tengo nostalgia de no pasar más días con ella pero le enseño, junto a mi esposa, que todo lo que hago es por nuestra familia y su desarrollo”. Responsabilidad, honestidad, amor por la música y deporte son algunas de las cosas que Leo le inculca y siempre estará orgulloso de ser su papito.

Finalmente, Gustavo Vásquez, Supervisor O&M de Operaciones Pucallpa, tiene 3 pequeños: Abraham (10), Pablo (8) y Rebeca (7) que día a día lo llenan de felicidad y que, con un “gracias papi, te queremos”, le hacen sentir que todo su esfuerzo vale la pena. Para celebrar el Día del Niño, les da la oportunidad de elegir qué quieren hacer, “Es complicado porque quieren hacer cosas diferentes, pero trato que lleguen a un acuerdo. Este día es mi oportunidad de demostrarles lo especiales que son y darles todo mi cariño, porque no hay tiempo más valioso y hermoso que estar con ellos”.

 




Los nuevos papitos de Orazul

Durante los últimos meses, varios de nuestros integrantes de la familia Orazul han experimentado una de las más grandes satisfacciones de la vida: ¡La Paternidad!

Nuestros compañeros Carlos Saavedra, Rodolfo Nolazco, Saúl Marín y Harrison Dávila, son padres por primera vez, por lo que atraviesan un proceso de cambio en sus rutinas: el sueño, el miedo y la presión son algunos aspectos difíciles presentes en esta etapa. Sin embargo, todos coinciden que la alegría y satisfacción de ser papá es inigualable y lo afrontan sin titubeos.

En esta nota, compartimos brevemente la experiencia de algunos de nuestros flamantes papitos.

Carlos Saavedra, Administrador de Telecomunicaciones, es el más reciente papá de Orazul pues su pequeño Gonzalo nació hace tan solo 19 días trayendo consigo la mayor felicidad para su familia. Charly, como todos los conocemos, es ahora el papá más orgulloso, pues ser papá es algo que le sale naturalmente. “Es una alegría tremenda tenerlo en nuestras vidas, una alegría que viene acompañada de mucha paciencia, comprensión, amor, temor en algunos casos, pero todo es realmente maravilloso”.  En este vaivén de emociones, nos comenta que este reto no será fácil, pero valdrá la pena. Su esfuerzo llevará a Gonzalo a conseguir cosas grandes y que siempre tendrá el amor y apoyo de su familia.

Harrison Dávila, Especialista SyMA, es papá de la pequeña Darla, quien nació el 08 de junio para colmar de felicidad a sus papás. Harrison nos comenta que la llegada de su hijita ha complementado el sentido a su vida y el orden de sus prioridades. “Es un gran regalo de Dios que nos permite demostrar que somos personas con capacidad de dar lo mejor de nosotros sin límites”. Darla ha llenado a Harrison de felicidad pero también de responsabilidad “Quisiera disfrutar el mayor tiempo con ella y de la mano enseñarle las cosas buenas y no tan buenas de la vida, criarla para que pueda tener la sensatez de poder decidir lo mejor”. Sabemos que así será.

Saúl Marín, Subgerente de Responsabilidad Social y Asuntos Públicos, es papá de Mirandha desde el 31 de mayo del 2018. Ella le cambió la vida en todos los sentidos, manteniendo la misma esencia, sigue ahora un rumbo maravilloso de un viaje de a tres. Saúl es completamente consciente de su rol como padre y de dejarle el mejor legado posible a Mirandha, formándola como una ciudadana responsable, segura y plenamente feliz. “¡Vamos con Fe! … que todos los hijos que la vida nos permita tener son una bendición de Dios”.

Rodolfo Nolazco, Analista Senior de Finanzas, es el feliz papá de Franco quien llegó al mundo el 29 de abril pasado para llenar de alegría a su familia. Rodolfo nos cuenta que siempre imaginó la paternidad como una responsabilidad un tanto complicada; sin embargo, ahora que atraviesa por esta etapa, se da cuenta que no lo es. “Tienes que ser positivo y aceptar el cambio” nos comenta cada vez más convencido de su aporte fundamental en la crianza de Franco, esa pequeña personita que lo impulsa cada día a dar lo mejor de sí mismo. Con una cuota natural de humor, Rodolfo afronta la paternidad feliz y de la mejor manera “Lo más bello que me regala mi bebé es su enorme sonrisa, un agú, un llanto y a veces pis en la cara jajajaja”.

Les deseamos todo el éxito con sus familias dentro de esta nueva y gran etapa ¡Felicidades a los nuevos papás Orazul!




Gracias a Orazul viví en Rusia una experiencia inolvidable

Yenny Gil, Subgerente de Contabilidad y ganadora del premio del concurso Orazul Perú en Rusia 2018; el mismo que sorteaba entre todos los colaboradores de la empresa un paquete de 10 días/9 noches en Rusia para vivir el mundial de la mejor manera y acompañar a nuestra Selección en dos de sus enfrentamientos, nos cuenta su experiencia en esta fiesta del mundo.

“Lo primero que pasó por mi mente al escuchar mi nombre en el sorteo fue: ¡No puede ser!” Sin esperar a ganar este gran paquete en Rusia ni ser fan acérrima del fútbol, Yenny vivió una de las mejores experiencias de su vida: la oportunidad de conocer un país que nunca imaginó visitar y ser partícipe del mejor partido que ha visto jugar a nuestra Selección contra Francia, equipo que demostró su técnica y logística futbolística al armar cada jugada. Los noventa minutos más emocionantes fueron al ver luchar, hombro a hombro, a nuestra selección y toda la afición peruana alentarla. A pesar de competir con uno de los campeones mundiales, Perú no se rindió y dejó todo en la cancha apoyado de un coro de voces, incluyendo la de Yenny, según ella nos comenta.

“He aprovechado al máximo el turismo ya que tuve la oportunidad de conocer otra cultura que me dejó completamente sorprendida. El movimiento de la ciudad es una locura, es una fiesta constante” Los diez días que pasó en Rusia fueron increíbles, conoció ciudades como Sochi, Ekaterinburgo, Moscú y San Petersburgo movilizándose en su mayoría por metro y, para el caso de San Petersburgo, tren Bala. Caminó un promedio de 20 kilómetros diarios, bajo 25° centígrados de un clima ruso agradable, tomando más de 5 paquetes turísticos para no regresar a Lima sin dejar de conocer cada parte de las ciudades visitadas.

“Estoy muy contenta porque Orazul me brindó un paquete súper completo con ubicaciones privilegiadas en los partidos, entradas hospitality, alojamiento, pasajes aéreos, de todo para asegurarse de que viviera una experiencia inolvidable y, sin duda alguna lo fue” Ahora que Yenny ve el mundial con otros ojos, está convencida de que le gustaría repetir esta experiencia y vivir la pasión de alentar y ser hincha de nuestra Selección Peruana. Gozar de una fiesta diaria, con la mayor armonía, cordialidad y calor humano que solo el fútbol puede generar entre tantas nacionalidades reunidas ha hecho que Yenny nunca pueda olvidar que el esfuerzo y perseverancia que se aplica en el trabajo siempre es bien recompensado.

 




“Cuando estoy de turno me concentro en mi trabajo, y cuando estoy de descanso lo disfruto mucho con mi familia”

Ylian Pariasca es Operador de Sala de Control en la C.H. Carhuaquero. Él se encarga de realizar el control de mando de paradas y arranques de los grupos de generación de esta Planta, así como monitorear todos los parámetros de los equipos de generación y comunicación de la Central.

Para Ylian, Carhuaquero es más que un bonito lugar de trabajo en medio de la naturaleza (lejos del bullicio de la ciudad), es un espacio donde puede seguir creciendo profesionalmente al mismo tiempo que comparte gratos momentos con buenos amigos. Además, pertenecer al área de operaciones ha significado un gran reto para él, pues diariamente ha tenido que demostrar todo su talento y dar lo mejor para seguir desarrollándose.

Aunque el aspecto profesional es muy importante para Ylian, nada se compara como el amor que siente por su familia, ellos son su motor y motivo.

“Tengo tres pequeños hijos que son mi adoración y mi compañera que siempre está apoyándome. Cuando estoy de turno me concentro en mi trabajo, y cuando estoy de descanso lo disfruto mucho con mi familia. Con mis hijos salimos al cine los fines de semana, ya he visto todas las películas para niños”, nos comenta Ylian.




En Cañón del Pato somos un equipo integrado por grandes profesionales

Juan Gamonal es Operador en Sala de Control en Cañón del Pato y pertenece a nuestra familia desde hace 37 años. Es Técnico Electricista – Electrónico de profesión y tiene un diplomado en Centrales Hidroeléctricas, además actualmente está llevando un diplomado en Gerencia de Recursos Humanos.

Juan nos cuenta que inició su desarrollo profesional como Técnico Electricista en la Central Térmica de Chimbote, luego como operador de la Central Térmica de Trujillo y posteriormente como coordinador del Centro de Control en la Sub Estación Chimbote N°1. Fue recién en 1997 cuando lo transfirieron a Cañón del Pato.

“Duke es una empresa que destaca en el rubro por sus políticas integrales de calidad, seguridad, salud ocupacional, medio ambiente, responsabilidad social y excelencia operacional. Me siento identificado y comprometido con el éxito de la organización. Específicamente, en la Central Hidroeléctrica Cañón del Pato somos un equipo integrado por grandes profesionales, hay bastante compañerismo y amistad”, nos comenta Juan.

En el tiempo que tiene trabajando en Cañón del Pato, él nos comenta que el equipo de la Central ha tenido que superar grandes desafíos, como el manejo adecuado de las aguas de las lagunas de Aguascocha, Rajucolta, Cullicocha, del reservorio San Diego y del nuevo embalse en Bocatoma, logrando evitar pérdidas y el vertimiento de agua en el embalse; las mejoras e implementación de la Primera “S” en Sala de Control y el manejo adecuado de los controles de calidad, controles de parámetros de operación, entre otros diversos proyectos asociados a la mejora de los procesos.

“Uno de los logros más recientes ha sido superar la potencia efectiva de la central a 265.5MW, lo cual nos llena de orgullo y alegría”, añade finalmente Juan.




“Me siento identificado y comprometido con el éxito de la organización”

Carlos Solano es Ingeniero Petroquímico de profesión y desde febrero del 2014 forma parte de la familia Duke como Supervisor de Planta de Gas, conoce más de él en esta breve entrevista.

“En Planta de Gas somos un equipo integrado por grandes profesionales, hay bastante compañerismo y amistad. En el tiempo que tengo en Duke hemos superado juntos grandes desafíos, como los cambios en la estructura en el año 2014, los problemas con los accesos en carreteras y puentes, la implementación de la Primera “S” y los trabajos en los pozos de gas, entre otros diversos proyectos asociados a la mejora de los procesos”, añade.

Carlos nos cuenta que inició su desarrollo profesional como practicante en Certipetro de la Universidad Nacional de Ingeniería y en la refinería Conchán de Petroperú, donde luego se desempeñaría como Supervisor de Movimiento de Productos; posterior a ello trabajó en el área de Fiscalización en la Planta Malvinas de Pluspetrol. Luego de unos años tuvo la oportunidad de ingresar a Duke.

“Duke es una empresa que destaca en el rubro por sus políticas de seguridad, excelencia operacional y de recursos humanos. Me siento identificado y comprometido con el éxito de la organización”, dice Carlos.

En su tiempo libre Carlos disfruta de compartir con sus pequeños Matías (4 años) y Camila (3 años), escuchar música, ver películas y jugar fulbito.

 




“Como siempre se dice, Duke es un buen lugar para trabajar”

Ytalo Reto labora en la Central Térmica Aguaytía y pertenece a la familia Duke Energy desde 1995, conoce más de él en esta nota.

Él ingresó en 1983 inicialmente como practicante en la C.T. Piura, cuando aún ésta no pertenecía a la Empresa. Luego de unos meses, por su destacada labor, fue contratado para el área de Operaciones y desde 1995, cuando Duke Energy adquiere la Central, comenzó a formar parte de esta gran familia. En julio del 2014 emprendió un nuevo reto como Operador de Campo de la C.T. Aguaytía (CTA).

“El tiempo que tengo en Duke siempre ha sido excelente, he tenido la oportunidad de crecer, además la empresa se preocupa mucho por nuestra seguridad y el cuidado del medio ambiente. Como siempre se dice, Duke es un buen lugar para trabajar y estoy orgulloso de pertenecer a esta gran familia”, comenta Ytalo.

Nos cuenta que cuando llegó a la CTA sintió un cambio, tuvo que acostumbrarse a una nueva ciudad, al proceso de generación a partir de gas natural y al sistema de funcionamiento de mando a distancia, pero el compañerismo y el buen ambiente de trabajo le ayudó a adaptarse rápidamente. “Ahora mi reto es seguir aprendiendo más, dedicándome más a mi trabajo y convertirme en un buen operador de consola, quienes aquí son las personas más experimentadas”.

“Me encanta trabajar en Duke, porque la gente se integra, son trabajadores y les gusta la seguridad, aquí somos siempre respetuosos y nos ayudamos mutuamente porque queremos que la empresa salga adelante”, comenta finalmente Ytalo.

 




“Somos Duke, una familia” – Juan Carlos Atoche

En Duke Energy estamos convencidos que nuestros colaboradores y sus familiares forman parte importante para nuestro crecimiento. Todos juntos formamos una gran familia que día a día se esfuerza por generar energía confiable para el desarrollo del país.

Esta semana te presentamos a la familia de Juan Carlos Atoche, Comprador en la C.H. Cañón del Pato.