Así prevenimos la mordedura de serpientes en Pucallpa

evitar mordedura de serpiente

Tras la oportuna identificación del peligro de presencia de serpientes en la zona en la que se encuentran Operaciones Gas y Central Térmica Aguaytía (CTA), el área de Operaciones con el soporte de Seguridad y Medio Ambiente (SyMA) han adoptado medidas preventivas para mitigar el riesgo por mordedura de serpientes en el lugar. En esta línea, el 14 de julio se realizó un simulacro inopinado de evacuación y atención por mordedura de serpiente en el derecho de vía del tramo Neshuya – CTA (ducto de 10”).

Este simulacro se realizó a la altura del km. 82 de la carretera Federico Basadre, con el fin de medir el nivel de respuesta en caso se efectúe una mordedura de serpientes. Es así que Edwin Cueva, del equipo de SYMA y personal del área de Ductos participaron activamente en el simulacro.

Según nos cuenta Edwin, durante los 19 minutos que duró el simulacro los colaboradores cumplieron los procedimientos, notificaron la emergencia al poco tiempo, brindaron los primeros auxilios de manera correcta y evacuaron rápidamente hacia el centro de salud más cercano, a la persona que había sufrido una mordedura de serpiente.

También afirma que los participantes tienen gran pericia en diferenciar mordeduras venenosas de las que no lo son, así como en armar la camilla para el herido. “Cada uno de ellos conoce bien la labor que le corresponde en estas situaciones y cómo la debe realizar. Saben trabajar en equipo”, agrega Edwin.

Si bien este es el segundo simulacro en el año, los resultados han sido satisfactorios con algunas oportunidades de mejora. A comparación del anterior, la identificación del centro de salud más cercano para evacuar ha sido más rápido. Es más, para este simulacro se realizó un plano en el que se incluyeron estos centros médicos, sus horarios de atención y números telefónicos, y ello ha facilitado que el conductor de la camioneta pueda llevar rápidamente al herido al lugar más cercano. Esta mejora, indudablemente, ha contribuido en la disminución del tiempo para que el herido sea atendido.

Esta experiencia fue muy útil para identificar oportunidades de mejora, a fin de contar con una mayor eficiencia frente a estas situaciones y, en general, para que el personal tenga una mejor preparación respecto a estos casos. Adicionalmente a los simulacros, otras de las medidas adoptadas son los controles regulares y un mayor equipamiento de las mochilas de emergencia.

Print Friendly

Inicia exitosamente la segunda fase del proyecto “Amasando Sueños” en área de influencia de Carhuaquero

Artículo Siguiente »

“Es gratificante cuando a los nuevos colaboradores se les ilumina el rostro al conocer algo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 + = 12